ZANAHORIAS

Creo que la única cosa mala de trabajar en casa es que puedes quedarte perfectamente todo el día en tu escritorio sin salir. Bueno, eso me pasa ahora: me acabo de dar cuenta que hoy no salí de mi casa y eso puede ser un poco deprimente.


Por eso a veces es bueno salir por un cafecito o simplemente caminar. Hace dos semanas atrás encontré un puestito frente a una cafetería que vende una gran variedad de frutas y verduras y me pone de lo más feliz ver sus colores o sentir el olor de una brillante naranja.


A veces siento que mi vida es algo simple, y me gusta porque puedo enamorarme de cosas como un racimo de zanahorias.

2 comments:

  1. Trabajo en casa hace un par de años, pero como norma desayuno todos los días (me obligo) en "Dominó", aprovechando el camino de ida y regreso, las conversaciones del lugar, etc, para ponerme al día del mundo. Saludos

    ReplyDelete
  2. Andrei:
    Qué suerte! :)

    ReplyDelete