UNA HERMANA CON QUIEN JUGAR


7 comments:

  1. Ay, me sentí identificada con lo de no tener plata y crear juguetes. Siempre cuento que mi abuela nos daba (a mi y a mi hermano) las cajas vacías de los huevos y nosotros hacíamos computadores o naves espaciales o cajas registradoras para jugar al supermercado o máquinas de escribir para jugar a La Oficina, onda del Jappening. Jajaja. Era genial :)

    ReplyDelete
  2. Que bonita infancia fran, besos!!

    ReplyDelete
  3. Fran, sin duda mi infancia fue muy similar, y lejos lo mejor es tener una hermana!! (yo tengo 3 jajkajkajka

    Eres seca, tengo uno de tus ilustraciones en el escritorio de mi oficina.

    Un gran abrazo y saludos!!

    ReplyDelete
  4. Yo tenía un carro de supermercado en el que jugaba como si fuera una nave espacial pero nunca tenía nadie que me empujara.

    *insertar lágrimas.

    ReplyDelete
  5. Lindo tu post Fran!!
    Geniales tus padres. Dejar el $ para lápices y papeles, es una decisión estupenda. Yo amaba (amo) los lápices, pero no salí buena para dibujar así que los ocupaba para jugar a las familias (los verdes, los rojos, jajaja).
    Un abrazo :)

    ReplyDelete
  6. Me encanto tu gata Neny, con su corona y pintitas blancas en el pecho.

    ReplyDelete
  7. Leí que habías jugado mucho con barro en vez de barrio. Con mi hermana íbamos donde mis abuelos(que nos dejaban hacer esas cosas) y jugábamos a las termas!! nos metíamos a un hoyo y hacíamos barro que nos poníamos hasta en el pelo!!! jajaja :D y las infaltables tortas de barro

    ReplyDelete